Capitales Europeas de la Cultura 2020

La ciudad irlandesa de Galway, bañada por el Atlántico, y la croata de Rijeka, a los pies del Adriático, son las Capitales Europeas de la Cultura 2020.

La iniciativa Capital Europea de la Cultura fue puesta en marcha en 1985 para destacar la riqueza y la diversidad cultural de Europa y reforzar el perfil internacional de las ciudades elegidas. Recibir este título conlleva beneficios culturales, sociales y económicos.

La ciudad más grande de la provincia occidental de Connacht en Irlanda, Galway es la tercera del país que recibe el título de Capital Europea de la Cultura. A partir de febrero, para seguir el antiguo calendario celta, el programa Galway 2020 se basa en los cuatro festivales celtas de Imbolc, Bealtaine, Lughnasa y Samhain.

En una ciudad donde uno de cada cuatro habitantes nació fuera de Irlanda, la migración se une al paisaje y al lenguaje como uno de los tres temas centrales para Galway 2020. La vicepresidenta primera del Parlamento Europeo, Mairead McGuinness, cuya circunscripción incluye Galway, describe la ciudad como sinónimo de cultura: “Galway tiene una rica tradición en literatura, artes y música, el hogar del idioma irlandés, a la vez que es totalmente moderna y global, un centro para dispositivos médicos y tecnología”.

Galway comparte título con Rijeka, una ciudad en la costa adriática de Croacia conocida por su ambiente bohemio y la abundancia de festivales, y que alberga el puerto más grande del país. Rijeka es la primera ciudad croata distinguida como Capital Europea de la Cultura.

«Rijeka puede ser un brillante ejemplo de tolerancia y multiculturalismo para todas las ciudades europeas”, asegura el eurodiputado croata Valter Flego (Renew Europe), quien cursó estudios de ingeniería en este lugar.